jueves, 21 de mayo de 2015

El día en que los crayones renunciaron




¿Qué pensarías si un día recibieras una serie de cartas escritas por tus pinturas de colores en las que cada una expusiera sus quejas, conflictos deseos y sugerencias?

Pues eso mismo fue lo que  le ocurrió a Duncan, el niño protagonista del cuento "El día que los crayones renunciaron", escrito por Drew Daywalt e ilustrado por Oliver Jeffers. 
Simplemente, sus crayones NO SON  FELICES!

El color rojo se queja de que está estresado, pues hay demasiadas cosas para las que se usa ese color: corazones , camiones de bomberos, manzanas...¡ trabaja mucho más duro que los demás! El beige se siente en un segunto plano, ensombrecido por el color marrón. 
El gris se queja  de que las cosas que Duncan pinta de ese color siempre son grandísimas... ¡está agotado!... Y así uno tras otro exponen su descontento, dando un últimatum al niño: o cambia la situación, o se verán obligados a dejar su trabajo.


¡Menudo problema! Duncan quiere pintar un dibujo... pero con ese panorama es imposible! Así que tendrá que pensar algo que solvente los problemas entre ellos ... El niño se pone manos a la obra y, con creatividad y mucho color, conseguirá una solución que hará felices a todos. 

 Pero tendrás que leer el cuento si quieres saber qué es lo que pasó...


 Es una historia simpática, entrañable, que en muchos momentos te hará sonreir... Con unos diubjos geniales y  original hasta decir basta...  

¡Estamos seguros de que te encantará!

¿A qué esperas?

Lo encontrarás en el Área Infantil de la BPE en Cuenca


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus opiniones nos interesan, deja tu comentario y te contestaremos lo antes posible.