martes, 10 de febrero de 2015

Mil y una caperucitas


Os proponemos un nuevo centro de interés  en torno  al cuento de Caperucita Roja, para que disfrutéis calentitos en casa aprovechando estos días helados...
¿Quién no ha oído alguna vez eso de “Abuelita, abuelita que ojos tan grandes tienes”? ¡Pues claro, todos!.  Pero existen preciosas versiones de este cuento que no son tan conocidas y que uno no puede dejar de disfrutar. En el Área Infantil encontrareis  una selección de materiales sobre Caperucita Roja… ¡para no perdérselos!

 
Perrault incluyó la historia de esta niñita y su “buen amigo lobo”, en un volumen de cuentos ya en 1697, con un final fatal: la pobre caperucita acaba siendo merendada por el malvado animal. Incluye una moraleja en la que el autor pretendía advertir a los jóvenes de que deben cuidarse de los desconocidos, lobos que con buenas palabras embaucan aun siendo muy peligrosos.
En el S. XIX, los hermanos Grimm edulcoraron el final del cuento y en él abuela y nieta son salvadas de la barriga del lobo gracias a un valiente cazador. Esta es la versión  más famosa. Incluso  se les atribuye otro final en el que la abuela salva  a Caperucita y a ella misma sin ayuda.


 
Desde ahí hasta hoy, se han publicado innumerables versiones y formatos de la historia de Caperucita, con tramas y finales para todos los gustos (cuentos, películas, videojuegos, etc.). 
Un  clásico cuyos personajes son tan famosos que llegan a tener estatuas y monumentos dedicados a ellos en distintas partes del mundo: Barcelona, Berlín, Buenos Aires, etc.


No  podéis perderos todas estas caperucitas, lobos, abuelitas y cazadores. Todo repleto de inverosímiles tramas, ilustraciones geniales y humor. Pensado para el disfrute de grandes y pequeños.

Ah!... Y si venís no olvidéis visitar al lobo… 

Aunque ¡Shhhhh!  ¡Tened cuidado de no despertarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus opiniones nos interesan, deja tu comentario y te contestaremos lo antes posible.